Imagogima

Un lugar donde posar tus ojos y tus dedos, dejando lo que traigan consigo, y llevándose el resto.

02 junio 2010

Olvidar, soñar, recordar...

Olvidé

el amanecer de tu boca

naciendo

en el atardecer de la mía.


Recordé

tus ojos

de viento tibio

acariciar

mi traje de tristeza.


Como en un pozo

cayó

tu luz

al asomarte

en mi,

y en la quietud

se posó

tu rostro

sobre un lienzo

de frescura.


Soñé...

tus pies

sedientos

de caminos...

y tu cintura

como campos

infinitos

que abrazan

la mirada.


Soñé viajes

por tu cuello

y acampadas

en tus manos


Soñé

el calor

de tu piel

que fundía

mis dedos

y el aliento

de tu boca

como

un dulce tallo

que brotaba

hasta mi garganta.


Soñé

la fuente

de tus mejillas

como

mariposas de azucar

que besaban

mi nariz.


Soñé

tus labios

como

timbres

a las puertas

del cielo

y llamé

y llamé

sin querer

entrar.

3 Comments:

Blogger Alicia Calero Cervera said...

es bonito soñar sabiendo que los sueños sueños son, que hay que luchar por ellos pero tampoco hasta la muerte porque es más bello ser feliz por lo que tienes que ser infeliz por lo que te gustaría tener...

12:40 p. m.  
Blogger Toni said...

Sí, hay que ser realista.
Reconozco que mezclo demasiado los sueños con la realidad y se puede sufrir mucho así.

Estoy deacuerdo con tu reflexión.

un beso!
:)

2:15 p. m.  
Blogger Alicia Calero Cervera said...

me alegra que por fin estemos de acuerdo en algo...
;P
Un beso!

2:37 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home