Imagogima

Un lugar donde posar tus ojos y tus dedos, dejando lo que traigan consigo, y llevándose el resto.

12 agosto 2010

EURÍTMIA

Si el cine es el arte del movimiento la eurítmia le es algo consustancial. Hace tiempo que siento que en la pantalla todo movimiento, por leve que sea ha de tener su sentido, un sentido que parte del ser que lo realiza y de su entorno. Si la máxima aspiración humana es la belleza, todo absolutamente todo habría de tender a ella y en este sentido, cada instante de nuestra vida podría desarrollarse hacia y en la belleza. El movimiento de nuestro cuerpo es el movimiento de nuestro espíritu, de nuestro sentir interno, nuestra forma de ser espacio y tiempo, movimiento, nuestra forma de decirnos parte de ese espacio y de ese tiempo. Tambien nosotros lo somos. Tarkowsky, Dreyer, Buñuel, Erice, Cavalier... son autores a quienes podemos reconocer tambien por el movimiento de los cuerpos en la pantalla, incluso por le movimiento de las hojas en los árboles y de los objetos.

4 Comments:

Blogger Raoul Lorite said...

¿Por qué la máxima aspiración humana es la belleza? ¿Por qué ha de haber una máxima aspiración? ¿Y qué coño es eso de la belleza?

3:34 p. m.  
Blogger Toni said...

¿Qué es la belleza?... eso mejor te lo respondes tu mismo, ya que seguro que alguna vez has sentido algo a lo que podrías calificar con esa palabra o relacionarlo con ella, no me cabe la menor duda. En cualquier caso, cualquier definición es solo eso, una definición. Por otro lado, una aspiración no es una imposición, es algo que se anhela, se ansía, se persigue, se desea, se quiere... ¿acaso no lo ves en los deportistas de élite, en los buenos periodistas, en los grandes chefs y por supuesto en los artistas?... Para mi todo verdadero arte es radical, y con radical me refiero a que necesariamente se inventa así mismo, por lo tanto no tiene nada delante, salvo el abismo de lo ignoto, he ahí una posible explicación de porque digo "máxima". Pero creo que en todo esto, enel fondo estamos deacuerdo, simplemente supongo que en cierto modo te revelas con tus preguntas ante la verbalización de algo que, siendo en sí mismo obra, aceptarías de otro modo, creo yo.

3:53 p. m.  
Blogger Raoul Lorite said...

No, me rebelo en todo caso ante una forma de teleología (madre mía cuando nos podemos pedantes, ¡mamá miedo!)del alma humana. ¿Realmente todas las personas tienen anhelos tan elevados como la búsqueda de la belleza? Belleza que sigo sin saber por qué hay que buscarla, cuando sólo puedo aspirar a encontrarla por casualidad. A lo que iba, ¿un panadero anhela el ideal de belleza? Depende de qué panadero, me dirás. Bien. Curiosamente los ejemplos que me has puesto son de personas creativas o competitivas. ¿Cuál es la máxima aspiración de un barrendero?

4:05 p. m.  
Blogger Toni said...

Que bien que exista una palabra para eso... Teleología, muchas gracias, me has ahorrado explicar muchas cosas (no digo aquí, digo en general) Me gusta el concepto, sintetiza muchas pensamientos que he tenido siempre. En el fondo se refiere a una visión finalista del mundo y de la vida. Bueno, no pretendía aspirar a tanto. Creo sencillamemnte que todos los seres humanos necesitamos metas, eso es muy importante, naturalmente esas metas no tienen porque ser las mismas. En el tema de la creación la competencia no tiene demasiado sentido en realidad, ya que cada creador (sea de lo que sea) creará algo nuevo y único, por lo tanto no se pueden excluir. ¿Qué comptenecia puede hacerle Chaplin a Dreyer por ejemplo? Absurdo, ¿no?... y así todos. En cuanto al barrendero, pues creo que esa persona no crea nada en su profesión (al menos en un sentido convencional) Pero seguro que necesita hacerlo en otro momento de su vida, y sería deseable que pudiera. Todos somos potencialmente creativos. Es posible que en el mismo proceso de barrer la calle, la persona en cuestión asuma formas creativas de hacerlo, bien en el hilo de sus pensamientos o en el modo en que organiza su trabajo. Pero no, por lo general no es una creación consciente ni se aspira a la belleza en ella. Cada uno se cuida como puede, a eso nos ayuda la belleza, la belleza es salud y vida... En fin... yo currando en la fnac muchas veces he tratado por puro deleite del "aburrimiento" perfeccionar mi trato con le cliente, a esto tambien lo llamo belleza, y, al menios para mi, a veces era perceptible, y tambien para el cliente. Supongo que siempre hay una cierta aspiración a un concepto más o menos concreto de perfección. Pero no, yo tampoco me siento un fundamentalista de ninguna idea, así pues el finalismo tampoco me atrae, pues se torna previsible... jajaja... en fin... ¿qué te voy a decir?... Hacer y nada mas que hacer... eso es todo.

Me ha encantado tu respuesta.
un abrazo!!

4:48 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home